Publicador de contenidos

Aguas de Montilla comienza la renovación de su flota de vehículos para hacerlos más sostenibles

El 45% de los vehículos de los que dispone la empresa de aguas utiliza energía no contaminante y asequible.

Aguas de Montilla, firme en su apuesta por la sostenibilidad, aporta su granito de arena en la lucha contra el cambio climático, renovando la flota de vehículos del servicio. Con la compra de un nuevo vehículo eléctrico, el 45% de la flota de Aguas de Montilla ya cumple con el objetivo de desarrollo sostenible número 7 de las Naciones Unidas: la apuesta por la energía asequible y no contaminante.

 

Último vehículo eléctrico incorporado a la flota de Aguas de Montilla.
El nuevo vehículo eléctrico será utilizado por los operarios para las tareas diarias de lectura de los contadores de agua, supervisión de averías y labores de mantenimiento. Las características técnicas cumplen con las garantías de cero emisiones y ruidos, 170 Km de autonomía y un moderno económetro con información de consumo o de recuperación energética, entre otras características.
El objetivo de contar con este modelo de vehículos es reducir sensiblemente el consumo energético y, consecuentemente, las emisiones de CO2. En concreto, el consumo y el mantenimiento de un vehículo diésel supone un gasto medio superior a los 8,5 €/100km, mientras que el de uno eléctrico es inferior a 1 €/100km. Por otro lado, los costes de uso y mantenimiento son mucho más económicos que el convencional. 
El gerente de Aguas de Montilla, Lorenzo Cuenda, ha destacado la importancia de esta iniciativa en materia de desarrollo sostenible, ya que “no se emite CO2 a la atmósfera y, por tanto, se está protegiendo la calidad del aire que respiran los ciudadanos”.
Esta iniciativa de Aguas de Montilla se une así a la Declaración de Sostenibilidad Municipal que el Ayuntamiento incorporó a su agenda en 2017. Es un compromiso con todos los agentes de la ciudad para lograr la sostenibilidad local y del planeta.